29 dic. 2014

Adoquín

—Escúchame: la gente asustada es peligrosa. Y la gente enfadada y asustada puede acabar con un ejército. ¿O es que quieres que asalten tu puto palacio esta puta noche y claven tu puta cabeza en una puta pica para ver si te hace gracia? —aulló, desesperado, cuando el rey se soltó y le lanzó una mirada preñada de veneno.

—Acompañad al señor de Laurvat a sus aposentos —ordenó sin mirar a los dos guardias que lo flanqueaban, demasiado ocupado en descargar todo el desdén de sus ojos sobre él—. Está claro que no tiene estómago para aguantar según qué cosas.

—¡Estómago, mis cojones! —gritó Danekal mientras se dejaba conducir hacia la puerta abierta del palacio—. ¡Eres un imbécil! ¡Vas a acabar con la cabeza reventada contra un adoquín, gilipollas!

—Majestad —lo corrigió uno de los guardias, propinándole un empujón amable que lo hizo trastabillar. Danekal le lanzó una mirada asesina.

—Majestad gilipollas, vale. O su muy imbécil majestad. A mí me lo llamaron unas cuantas veces —masculló—. Si hubiera conocido a este rey, Evan se habría frotado las manos de puro gusto. Y las orejas, joder.

Ninguno de los dos guardias hizo comentario alguno, aunque uno de ellos pareció tener dificultades para contener una risita.


De Entre las dos orillas (El Segundo Ocaso III)


23 dic. 2014

¡Concursazo!

Ya estaba yo echando de menos estos fregaos =) Para celebrar que es Navidad, que ya ha salido a la venta la siguiente entrega de la saga y que somos felices y hace sol (a veces), voy a sortear el único ejemplar firmado de Entre las dos orillas que existe. Mirad que lo sé de buena fuente, porque no he firmado más ;) de modo que... ¿Queréis un libro único? (Al menos, único hasta que firme otro). Pues si lo queréis, tenéis hasta el 5 de enero para intentar conseguirlo en el super-sorteo navideño ridiano =D

Podéis participar tanto en Facebook como en Twitter, y las instrucciones están en estas dos publicaciones (dependiendo de vuestra red social favorita):








Así que ya sabéis =) Elegid vuestra red social, seguid las instrucciones y mucha suerte ;)

19 dic. 2014

Cumpliendo promesas

Prometí que la siguiente entrega de El Segundo Ocaso, Entre las dos orillas, estaría disponible antes de Navidad, y cumplo =) Aquí lo tenéis, en formato Kindle y rústica sin solapas (si lo queréis en ePub o preferís esperar a que esté disponible en alguna otra tienda que no sea Amazon, en un par de días o tres lo tenéis - Editado: ya está también en ePub, en Lektu). ¿El precio? Cinco y pico el ebook, diecinueve el tocho de casi 700 páginas en papel. Para que luego digáis que nunca os regalo nada ;)

Los enlaces a todas las ediciones están en los carritos que hay bajo la portada:


Hay cosas que no son lo que parecen. Hay personas que no son quienes dicen ser. Hay verdades que son falsas y mentiras que son ciertas. Hay leyendas que aún no han sucedido y profecías que anuncian el pasado. Y hay un juego. Y se acerca el final.

¿Creías que todo había terminado, cachorrito? Ahora que has derrotado a tus enemigos, en esta tierra y en la tierra de los sueños, ¿creías que podías vivir tranquilo? ¿Creías que las batallas de Lanhav y la Bruma serían las únicas que tendrías que librar? Ten cuidado, señor de Laurvat, rey de Novana. Ten cuidado, cachorrito: en Ridia no existe la paz. Los olvidados se alzan del Abismo; las sendas se abren; las orillas se unen, y tú estás en el centro de la telaraña, en el centro del tablero, en el centro de la partida. Cuando el destino decide jugar, es él quien impone las reglas.

El emperador de Monmor, que durante años ha preparado la invasión del continente de Ridia, pone en marcha sus planes de conquista empezando por la península de Ternia. El rey Adelfried de Thaledia busca aliados para impedir el avance del Imperio, y para ello trata de unir su país con Tilhia por una alianza matrimonial. Las maquinaciones del emperador enredarán por accidente a Danekal de Laurvat y su esposa hasta atraerlos al centro de una tela tejida por el intrigante niño, cuyos hilos alcanzan los más alejados rincones del continente.

                                                      

  • Título: Entre las dos orillas
  • Autor: Virginia Pérez de la Puente
  • Género: Fantasía adulta
  • Edición: Rústica / Kindle / ePub
  • Páginas: 670
  • Fecha de publicación: diciembre de 2014
  • Dossier de prensa


Y para que veáis qué chulísimo queda en físico, aquí os dejo como muestra un botón:







17 dic. 2014

Se acerca el final.

Novedades, muchas novedades hoy en el continente de Ridia =) Como prometí, estas Navidades tenéis nueva novela de la saga El Segundo Ocaso... y ya estamos en la recta final. Tan final que apenas quedan unas horas para que la tercera entrega (sexta si contamos las precuelas) salga a la venta. ¿Su título? Los que habéis leído Mi alma por mi rey (la segunda precuela de la saga) ya tenéis esa información gracias al avance que puse al final. Los que no... su título es Entre las dos orillas.

Y, como no podía ser de otra forma, antes de lanzaros la novela a la cabeza (con cuidadito, que es gorda y hace daño) tengo que presentárosla formalmente... De modo que, para empezar, aquí tenéis la portada. Una maravilla salida de las manos de Fernando López Ayelo (el mismo genio que hace los mapas del continente) y que describe a la perfección tanto el tono como la trama de la novela. ¿Que no? Cuando la leáis veréis como me dais la razón. De momento, y sin esa información, al menos convendréis conmigo en que es una chulada *_____* (si pincháis podéis verla más grandecita)



Prometo sinopsis para mañana. Hoy, sin embargo, tengo otra novedad también relacionada con esta nueva novela de Ridia: el booktrailer. Con las pedazo de imágenes de Beachfront B Roll, la pedazo de música de Kai Engel y la pedazo de voz de Juan Carlos Acosta era IMPOSIBLE que no quedase un booktrailer, al menos, agradable de ver ;) si no me creéis, echadle un ojo:



Y... de momento ya. Pero "ya" por hoy, que mañana habrá más novedades. Ya os digo que este fin de semana podréis regresar a Ridia si habéis echado de menos el continente: con la fecha tan cercana ¿cómo no iba a tener cosas que enseñaros...?